¿Qué es el cemento pulido?

Cuando se trata de recubrimientos, existen muchos tipos de mezclas y acabados entre los que puedes elegir para lograr la apariencia, textura y funcionalidad deseadas. En este caso respondemos a la pregunta ¿qué es el cemento pulido? Y explicamos sus características y beneficios.

¿En que consiste el cemento pulido?

El cemento pulido es un acabado que originalmente se utilizaba tan sólo para suelos de comercios, oficinas y pabellones industriales. Pero a partir de los 90, este tipo de revestimiento se popularizó en suelos interiores para un acabado más contemporáneo.

Con el tiempo, esta tendencia se ha combinado con maderas oscuras tipo wengé y materiales como el acero inoxidable, por ejemplo. Los ambientes con este acabado lucen muy originales, elegantes y actuales.

 

Características del cemento pulido

Estas son las principales características de este tipo de acabado.

  • Es resistente y duradero: es un tipo de acabado con alto estándar de durabilidad y resistencia.
  • Se adapta a diferentes tamaños: puede cubrir zonas de diferentes tamaños y formas, moldeándose a cada tipo de superficie.
  • Cubre los desperfectos: el cemento pulido puede cubrir los desniveles y desperfectos del suelo.
  • Variedad de acabados: ofrece una variedad de acabados al aceptar cualquier tipo de pigmentaciones superficiales.
  • Fácil de instalar: el cemento pulido es fácil de colocar sobre el suelo, se instala de forma rápida y no genera escombros.

Estas características parecen ser muy beneficiosas, sin embargo te aconsejamos leer cuándo usar y cuándo no usar cemento pulido en tus superficies.

Usa cemento pulido si…

  • Quieres un suelo original, contemporáneo y artesanal al mismo tiempo.
  • Necesitas un pavimento que sea rápido y fácil de colocar y que no genere escombros.
  • Quieras cubrir muchos defectos en el pavimento o haya desniveles en el suelo.
  • Quieres obtener un color de suelo determinado. Este material se puede personalizar con el pigmento que desees.
  • Si quieres revestir paredes. Este material es tan multifuncional que se puede utilizar en paredes. Por ejemplo, se puede utilizar para cubrir antiguos alicatados sin tener que retirar los azulejos.

No uses cemento pulido si…

  • Tienes una casa clásica y rústica, pues puede resultar algo frío.
  • Quieres recubrir una zona donde habitualmente hay manchas de grasa, se desplazan a menudo los muebles, hay mascotas o transitan bicicletas. No es recomendable ya que a pesar de que el material es muy resistente, puede terminar rayándose y además absorbe la grasa, esto hace que sea muy complicado de limpiar.
  • Tienes calefacción por suelo radiante, ya que puede llegar a resquebrajar el material.

El cemento pulido es un gran material que además es económico. Puedes recubrir grandes superficies por muy bajo precio. Como ya hemos dicho, lo puedes personalizar con los pigmentos que desees y obtener un color diferente. El acabado es el favorito de muchos, pues queda completamente brillante y no necesita mayores cuidados. La superficie puede conservarse por años con productos específicos. Otra alternativa actual es el microcemento, que es mucho más resistente, económico, fácil de aplicar y duradero.

 

¿Cuánto vale una solera de hormigón?

Durante el desarrollo de cualquier edificio, la aplicación de soleras es una de las etapas más importantes de la colocación de un nuevo piso. La solera es una mezcla de arena, agua, cemento y otros agregados a base de arena, lo que ayuda a crear una capa de piso sólida y uniforme, una base perfecta para cualquier acabado de piso. Pero, ¿cuánto vale una solera de hormigón? Lo respondemos.

¿Cuánto cuesta el m2 de una solera de hormigón?

Al colocar un nuevo piso en tu hogar o cualquier otra construcción, el enrasado es una de las etapas más importantes, ya que ayuda a crear un acabado liso e incluso sobre el cual se colocará tu elección de revestimiento de piso. La regla es una mezcla de arena, agua, cemento y otros agregados que crean una base lisa para la capa final del piso. Es muy importante que el piso esté bien nivelado, ya que cualquier error será visible después de haber colocado tu piso, lo que podría terminar siendo un error muy costoso.

Es muy difícil predecir con precisión el coste de enrasar un área en particular, ya que hay muchas variables a tener en cuenta. El tipo de solera utilizada afectará el coste, al igual que obviamente el tamaño del área a trabajar. Una solera de arena y cemento te costará entre 17 y 19 euros por metro cuadrado. La solera fluida, que es una nueva tendencia en el mundo de la construcción, tiene un coste aproximado de 20 a 22 euros por metro cuadrado. La mano de obra por otro lado, te costará alrededor de 12 a 14 euros por metro cuadrado de piso que se va a tapar. Debes tener en cuenta que la solera líquida o fluida es solo una alternativa rentable a la arena y el cemento en pisos de más de 40 metros cuadrados.

Factores que afectan el costo de la solera del piso

Hay factores que deben considerarse al fijar el precio de un proyecto de solera. Éstos incluyen:

  • Tipo de solera utilizada
  • Calidad de la solera
  • Profundidad de solera requerida
  • Tamaño total del piso
  • Accesibilidad
  • Tiempo de secado y tráfico de la solera.
  • ¿Cuántas personas están trabajando en el proyecto?
  • Ubicación geográfica en donde se trabajará

Estas son las razones por la que arrojar un precio exacto se vuelve un tanto complicado. Sin embargo, puedes guiarte por los precios anteriormente mencionados ya que en cierta forma se ha convertido en un precio estándar para esta clase de trabajo. Acá lo importante será considerar los factores de construcción que hemos detallado y que sin duda resultarán de gran relevancia a la hora de recibir un precio global por todo el trabajo realizado.

Existen calculadores en línea en donde puedes obtener precios algo más específico según lo que deseas. En estas calculadoras puedes establecer la longitud en metros al igual que el ancho y el espesor. Asimismo también podrás colocar los materiales a utilizar. Proporcionar todos estos datos te dará un precio de coste final que aunque muy posiblemente no será real, si será un monto aproximado. Sin embargo, lo mejor es ponerse en contacto con un profesional para que puedas obtener una cotización exacta y sin tantas complicaciones.